Ayuno Intermitente: Beneficia tu salud con este patrón de alimentación

Vida sana
Un patrón de alimentación con numerosos beneficios

Volvemos a la rutina. Este año en vez de limitarnos a «hacer dieta» por qué no optar por un estilo de vida más sano. Y es que el famoso Ayuno Intermitente es sólo eso. Una forma más sana de alimentarnos.

¿Qué es y cómo hacerlo?

El ayuno intermitente no es una dieta, ni un método revolucionario. Es un horario de alimentación. Cuando ayunas, varias cosas suceden en tu cuerpo a nivel celular y molecular. Por ejemplo, tu cuerpo ajusta los niveles hormonales para hacer que la grasa corporal almacenada sea más accesible. Las células también inician importantes procesos de reparación. Estos cambios en los niveles hormonales, la función celular entre otros son responsables de los beneficios para la salud del ayuno intermitente.

Patrón de alimentación 16/8: 16 horas de ayuno + 8 horas de alimentación

Hay muchos patrones pero aquí nos limitaremos a comentar el ayuno 16/8 que es el más común. Eso significa que hacemos ayuno 16 horas al día y comemos sólo durante 8 horas. Por ejemplo comemos entre 12pm a 8pm y luego ayudamos hasta las 12pm del día siguiente. Que no cunda el pánico, podemos tomar café, té e infusiones durante el ayuno.

¿Suena fácil no? Y lo es, como todo nuevo hábito es cuestión de acostumbrarse, lo cuál suele tardar 1 semana. No es una dieta ya que no limita alimentos aunque es cierto que para que funcione adecuadamente se recomienda hacer 2-3 comidas durante la venta de 8 horas que estén alineadas con tu meta de ingesta calórica diaria. Muchos lo ven como saltarse el desayuno. Personalmente hago las 3 comidas pero en menos tiempo lo que me ayuda a comer menos ya que tengo menos hambre. Pero también puedes hacer 2 y algún snack saludable

Según los científicos, el ayuno puede ayudar a proteger contra las enfermedades cerebrales

The Guardian

Beneficios para la salud

Los beneficios de ayunar son muchas. Según Sport.es las más importantes incluyen:

  • Pérdida de peso y de grasa corporal (si se tienen en cuenta el tipo de alimentos y calorías ingeridos).
  • Mejora la sensibilidad a la insulina, lo que es perfecto para personas con diabetes tipo 2.
  • Aumento de energía.
  • Reducción del colesterol.
  • Fácil de mantener: Puedes ayunar en cualquier lugar, algo que no siempre es posible con algunas dietas.
  • Aumento de la función cognitiva.
  • Reducción de inflamación.

Sin duda son muchos los beneficios como para no atrevernos a probarlo. Y como siempre lo ideal además de no pasarnos en nuestras calorías es combinarlo con un regimen de ejercicio sano. ¿Te animas?

Más artículos
ansiedad qmode
Crónicas de la ansiedad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies