Cinetismo: Arte en movimiento

Estamos siempre en movimiento. Aún tumbados en la máxima relajación, nuestro cuerpo inerte se está moviendo. Somos parte de un sistema planetario y los movimientos de rotación y traslación nos obligan a estar en continuo desplazamiento. El arte no es distinto, y prueba de ello es el cinetismo, corriente artística basada en la estética del movimiento que tuvo su auge en los años 50 pero que continúa hoy más vigente que nunca.

Obra de Carlos Cruz-Diez en «Obras Abiertas. El arte en movimiento 1955-1975»

Prueba de ello es la exposición que acoge La Pedrera de Barcelona que reúne a cuarentena artistas contemporáneos internacionales entre los que destacan Alexander Calder, Gianni Colombo, Carlos Cruz-Diez, Dadamaino, Marcel Duchamp, Julio Le Parc, Jesús Rafael Soto, o Victor Vasarely, entre otros que trabajan esta corriente y que invitan al espectador a interactuar con el arte.

Obra de Marina Apollonio

La muestra se presenta bajo el nombre «Obras Abiertas», concepto de Umberto Eco que habla de una obra múltiple y cambiante y las infinitas posibilidades a la interpretación de quien la observa. Pero lo más emocionante de estas obras cinéticas es que nos invitan a jugar, a observar y a recordar aquello que desde pequeños nos enseñan y que fácilmente se olvida: «Siempre estamos en movimiento».

«Dinamica ottica» Obra de Alberto Biasi

El historiador Jean Clay dijo: «El cinetismo no es «lo que se mueve «, sino la toma de conciencia de la inestabilidad de la realidad.» El arte cinético nos invita a ser conscientes de lo pequeño que somos, una herramienta de mindfulness moderna que nos recuerda que somos parte de un universo; un concepto que conocemos muy bien en la teoría pero que en la práctica es ¡fascinante!

Cita de Jean Clay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *