Desconéctate y vive, una vida OFF es posible

Desconéctate QMode

Desconéctate de vez en cuando y disfruta de la vida real.

En un mundo donde estamos conectados a todo a través de nuestros smartphones, tablets, ordenadores y demás dispositivos, cuesta mucho tener algún tipo de relación, actividad o lo que sea sin incluirlos, el típico veo una película en casa pero en las partes aburridas te pones a jugar DOTS, o vas a la playa y pasas el día bajo el sol chateando o tomando fotos en vez de disfrutar del momento; en un un restaurant en vez de disfrutar un buen zumo o una buena charla, estás revisando tus redes sociales.

Si todos estos ejemplos te suenan es porque eres parte de este gran grupo en el que todos caemos más de una vez y podemos llegar a ser esclavos de los dispositivos.

Por esa razón te daremos unos cuantos tips para desconectarte un poco, poner en OFF el mundo virtual y comenzar a vivir más intensamente el mundo real. Desconéctate y vive. 

Actividades al aire libre.

Intenta hacer más actividades fuera de casa que tomen toda tu concentración, es decir, montar bicicleta, salir a correr, escalar o ir a nadar, actividades donde no puedas estar revisando el móvil. Ya luego cuando termines tu actividad tendrás tiempo de relajarte y sentarte a leer los mensajes que te han enviado. Desconéctate y disfruta del viento, del sonido de los árboles. 

Recuerda son una herramienta.

No confundas las funciones, se inventaron para hacer tu vida más sencilla y ayudarte en tus tareas diarias, pero cuando te conviertes en un esclavo que tienes que ir a todos lados con el teléfono, que tienes que contestar miles de mensajes, que sientes ansiedad por la cantidad de notificaciones, llamadas y demás ya no cumple su función, por lo que tienes que educar a tus contactos, no contestes inmediatamente te envíen un mensaje a menos que sea algo urgente, que tus contactos se enteren que tu tienes escala de prioridades y el móvil o los emails de ¿qué haces? no lo son.

Ya verás que poco a poco la gente se volverá más concisa y menos frecuente, y se convertirá en algo funcional, no digo que hablar un rato con un amigo no sea algo divertido pero pueden quedar en un café y pasar un rato en vivo y directo ¿mejor no?. Elimina las aplicaciones que no te aporten más que simple estrés.

Concentra tu atención en una cosa.

Hoy en día hacemos muchas cosas a la vez, pero esto no implica que las hagamos bien, rara vez quedan mejor y no las disfrutamos, como podemos ver una película y al mismo tiempo estar conversando por teléfono, o jugando en la tablet. Si decides ver tu programa favorito en Netflix prepara algo rico de comer, pon tu móvil en silencio y disfrútalo. Si sales a cenar con amigos, disfruta tu momento con ellos, ríe, cuenta alguna anécdota y solo usa tu móvil cuando tengas que aclarar alguna referencia o buscar alguna foto que les de risa a todos. Está presente en los lugares, no sabes cuando volverás a vivir esos momentos.

Te puedes interesar: Uno a la vez

Deja lejos el teléfono.

En la noche pon a cargar el móvil lejos de tu cama para evitar que sea lo primero que veas al despertar, es más, apágalo al irte a dormir, así al despertar puedes tomarte unos 5 minutos en la cama, estirarse y despertar relajada. Trata cuando veas televisión o comas dejar siempre el teléfono en un lugar donde tengas que levantarte a buscarlo para que no esté tan a la mano y no sea un acto reflejo cogerlo y verlo por cualquier notificación.

Recuerda que lo más importante es encontrar un equilibrio, siempre podrás hacer todo con moderación y encontrar un momento para cada cosa. Desconéctate y disfruta de la vida lejos de la tecnología, aunque sea un momento. 

Escrito por QMode

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *