DIY: Una comoda muy guay

Desde que tuve mi primer piso (era compartido) me despertó esa llama por la decoración, claramente con bajo presupuesto pero al mismo tiempo con mucho estilo y transmitiendo mi esencia.

Ahora que finalmente tengo un espacio personal con mi chico, era el momento perfecto para atreverme a hacer el DIY que tanto soñaba y además descubrir que es una manera genial y divertida de acercarte a tu pareja. ¡Si! Lo que lees, ha resultado en una tarde de risas, de creatividad, de construcción y de desarrollar el sentido de pertenencia por algo de ambos y para ambos. ¿Genial no?

Te dejo unos tips aprendidos de esta primera experiencia de bricolaje y un video que te dejará aún más claro cómo hacerlo y lo fácil que es.

rosavirginiabanner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *