Por qué ya no me gusta el trabajo de Dolce & Gabbana

Hace muchísimo tiempo me enamoré profundamente de la industria de la moda. Uno de mis primeros acercamientos a ese mundo, lo tuve con las casas más grandes y míticas: Chanel, Dior, Balenciaga, y una significativamente más pequeña en historia, pero que visualmente lucía muy rica ante mis ojos: Dolce & Gabbana.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana crearon la marca en 1985 en Milán, y el ADN de la casa es tan italiana como la mismísima pasta al pomodoro. Dolce & Gabbana respeta muchísimo las tradiciones de su cultura y su historia.

Sus desfiles, siempre exageradísimos y muy dramáticos, cautivan a cualquiera, sea conocedor o no de moda, y eso es algo que a mí me ha encantado desde siempre. No se puede negar que se toman en serio la inspiración de algunas provincias de su país, y que también se atreven a exaltar algunas otras culturas de otros países.

Pocos días antes de la 75 entrega de los Golden Globes, se dejó saber que el dress code del evento sería de gala, como siempre, pero esta vez con un color particular: el negro –que denunciaría los abusos que han estado sufriendo diferentes mujeres y hombres en la industria del entretenimiento-. La idea se veía increíble, y agradó mucho al público cuando llegó el día de los Premios. Así es como me impactó, la verdad, que Sarah Jessica Parker usara un vestido negro de Dolce & Gabbana.

Vamos a apartar el fashion statement en un vestido que más que vestir, tenía que ser un medio de protesta, una voz, y ahí, para mí, SJP falla enormemente al elegir un vestido de esta marca. Te explico por qué, aunque sean aguas profundas.

Dolce & Gabbana

Stefano Gabbana, una de las dos cabezas de D&G, ha protagonizado algunos escándalos en los últimos meses. Sus comentarios se han teñido de un tono homofóbico, con el que además, no asocias a dos personas que justamente deberían ser la voz de este grupo, porque tienen una influencia enorme, y segundo, porque representan muy bien los intereses de sus iguales. Además, no solo eso, sino que en este momento todos debemos luchar por la igualdad de los derechos civiles.

¨No quiero que me llamen gay, yo soy un hombre¨, y algunos otras frases que tienen la misma tónica han hecho que muchísimas personas se sientan afectadas por sus comentarios, y eso sí que no está bien.

Así que alguien debe decirlo, ¿por qué SJP no se cuestionó su elección, cuando para Gabbana, el sex assault no es violencia sexual? Para mí, todo el concepto, se dañó por esta tonta elección ¿y para ti?

Escrito por Daniela Rojas Castillo 

Descubre más artículos de Daniela aquí

Nota del editor: 

Insert: ¿Quieres conocer la cuenta que enloqueció a Stefano Gabbana? Sigue a Diet Prada en Instagram 

Foto header: Diet Prada en Instagram 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *