Telas para cortinas

5 ideas de cortinas para una habitación acogedora

Las cortinas pueden ser el toque que da frescura a un espacio

Las cortinas tienen una función práctica indiscutible: dar privacidad a una habitación. Pero también tienen una función decorativa que es igualmente importante. Suavizan el patrón visual que crean las paredes y acentúan el estilo que quieres lograr.

Por eso, escoger las telas para cortinas correctas es clave. Puede hacer la diferencia entre una habitación desangelada y un espacio acogedor. Si necesitas inspiración, las ideas que te presentamos a continuación pueden ayudarte a dar con las cortinas perfectas para tus ventanas.

Dos preguntas que debes hacerte antes de escoger unas cortinas

Probablemente no lo sabías, pero las telas para cortinas son un género en sí mismo. Hay tejidos especialmente ligeros, translúcidos, fáciles de lavar, que no necesitan planchado y un largo etcétera de características. Por eso, te recomendamos que antes de comprar te plantees al menos estas dos preguntas.

¿Quieres difuminar o bloquear la luz que entra por la ventana?

Si vives en un barrio con calles estrechas y edificios altos, seguramente no querrás renunciar ni a un rayo de luz natural. En ese caso, tienes que buscar telas ligeras, poco tupidas. ¿La respuesta? Un visillo, un tipo de cortinas finas translúcidas. Es decir, que dejan pasar la luz, pero difuminan la imagen que se ve desde el exterior. Luminosidad y privacidad. 

Si vives en un sitio con grandes entradas de luz natural, los profesionales de la decoración te recomendarán unas cortinas dobles. Esto es, un par de tejido fino debajo de otro de un tejido más grueso. Una combinación muy común es el visillo con el lino o el algodón. 

Y si lo que quieres es bloquear completamente la luz, una buena opción son las cortinas blackout. Suelen estar hechas de un tejido sintético opaco que no solo impide que pase la luz, sino que también ayuda a mantener el interior fresco.

¿Quieres telas para cortinas que sean fáciles de mantener?

Este es un asunto de practicidad por delante de la estética. Las cortinas de lino, por ejemplo, tiene una textura y caída muy favorecedora. Son perfectas para una habitación con aires rústicos.

Sin embargo, tienden a encogerse con el lavado. Además, es necesario plancharlas muy bien. Lo mismo sucede con el algodón. La alternativa práctica son los tejidos mixtos o completamente sintéticos.

Las cortinas complementan el estilo de decoración

Al cubrir un area grande, como son las ventanas, las cortinas se convierten en un punto focal. Así, las cortinas no solo son un elemento decorativo más de una habitación. ¡También son uno muy importante!

Si quieres lograr una decoración boho-chic, hay dos tipos de cortinas muy populares actualmente: los estampados que reproducen motivos étnicos y el macramé.

Si hay un estilo de decoración que nunca pasa de moda, ese es el cottage. También conocido como country chic o campestre, su principal característica es que se inspira en las casas rurales, sobre todo francesas e inglesas. El material estrella es la madera. Los estampados son coloridos, recargados y alusivos a la naturaleza. Todo con un toque ingenuo.

Así como en la ropa, el total look también se puede aplicar en la decoración de los espacios. La clave está en usar el mismo color -puede ser en varios tonos- en las cortinas, las paredes e, idealmente, algunos muebles. El resultado es un estilo moderno y elegante.

 

Más artículos
Puertas de interior Madegar
Las puertas también son importantes en la decoración

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies