Coolsculpting

Qué es CoolSculpting y cómo elimina la grasa localizada sin cirugía

Es la técnica de criolipolisis más popular

Es frustrante, pero es una realidad: la más sana de las dietas y la más disciplinada de las rutinas de ejercicio no siempre son suficientes para eliminar focos de grasa en el cuerpo. Antes, la única opción para tratar estos focos era pasar por el bisturí. Ahora existe el CoolSculpting, un innovador tratamiento no invasivo para eliminar grasa localizada, que está disponible en los mejores centros de estética.

A medida que madura, el cuerpo femenino tiende a acumular grasa en zonas específicas, particularmente en el abdomen, las caderas y los muslos. Cuando es excesiva, esta acumulación se puede convertir en una causa de incomodidad y frustración para muchas mujeres. Incomodidad debido al efecto estético que tiene. Frustración debido a que este tipo de adiposidad es muy difícil reducir, incluso con ejercicio y dieta. Es entonces cuando el CoolSculpting se convierte en la opción ideal.

Congelar la grasa para eliminarla

CoolSculpting es la tecnología de criolipolisis más popular del mercado y la única aprobada por la FDA, la agencia de Estados Unidos que regula los tratamientos médicos. La criolipolisis es, en términos muy sencillos, una técnica que consiste en congelar las células de grasa. Una vez cristalizadas, estas células mueren.

El procedimiento es muy preciso. Una vez identificado el foco de grasa o adiposidad persistente que se quiere tratar, se coloca sobre la misma un aplicador y una almohadilla de gel. El aplicador proyecta un enfriamiento controlado sobre la zona, lo que puede producir sensaciones de pellizcos y de frío intenso que normalmente desaparecen tras algunos minutos.

El frío es proyectado de forma tan precisa que solo afecta a las células de grasa, sin dañar otras células ni la piel. No hacen falta incisiones, anestesia ni medicamentos. Normalmente, los pacientes retoman sus actividades habituales inmediatamente después del procedimiento realizado en el centro de estética.

Coolsculpting

Qué sucede después del procedimiento

Las células cristalizadas por el frío mueren y comienzan a desintegrarse, un proceso conocido como apoptosis. Durante las semanas posteriores al tratamiento, las células adiposas muertas son procesadas por el organismo de forma natural y son eliminadas por el sistema linfático.

La eliminación de las células adiposas muertas puede durar entre uno y tres meses. Durante este tiempo, el paciente puede apreciar una reducción notable de la grasa en la zona tratada. Lo ideal es continuar con una dieta sana y una buena rutina de ejercicios para que las células de grasa remanentes no aumenten de tamaño.

El CoolSculpting puede tratar la adiposidad persistente en zonas tan frecuentes como el abdomen, los muslos y las caderas. Sin embargo, también se puede aplicar con éxito debajo del mentón, alrededor del busto y debajo de los glúteos.

El CoolSculpting es un tratamiento personalizado. Cada persona define con su médico las zonas a tratar, la cantidad de sesiones necesarias y las medidas que deben mantenerse después para sacar el máximo beneficio del procedimiento. Sin intervenciones quirúrgicas ni largos procesos de recuperación, este método parece, sin duda, uno de los mejores para lograr reducir esas acumulaciones de grasa que otras medidas no consiguen erradicar.

Más artículos
presoterapia en casa
Presoterapia en casa: todo lo que debes saber sobre este tratamiento estético

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
HOLA!
SUSCRÍBETE.
Recibe de forma exclusiva (y gratuita) nuestro contenido y magazine.