dejar el trabajo para seguir mis sueños

¿Debería dejar el trabajo para seguir mis sueños?

Te planteamos algunas preguntas que quizá te ayuden en este dilema

¿Debería dejar el trabajo para seguir mis sueños? Es una pregunta que muchas nos hemos hecho alguna vez. 

Generalmente, nos hacemos esa pregunta cuando no estamos satisfechas con aquello a lo que nos dedicamos. Tenemos claro qué nos gustaría hacer, cuál es nuestra vocación, pero dudamos sobre si es el momento adecuado para perseguirla, si tenemos la capacidad para materializar nuestro plan o si es una apuesta rentable.

Como suele ser el caso de las decisiones importantes de la vida, la respuesta no es sencilla. Sin embargo, plantearte algunas preguntas pueden ayudarte a aclarar tus ideas para así compartirlas con las personas en las que confías. Todo ello te ayudará a tomar una decisión. 

¿Tienes un plan claro de lo que quieres hacer?

Antes de dejar tu trabajo actual, es conveniente que tengas claro cuál será tu siguiente paso. Te recomendamos organizar todas tus ideas en forma de un plan de acción claro y factible. Qué quieres lograr y qué vas a hacer para lograrlo. 

Si no estás segura de cómo delinear este plan, hay muchos recursos para guiarte en este sentido. Lee libros sobre el ámbito que te interesa y consulta las experiencias de otras personas que hayan emprendido el camino que tu quieres emprender. El aprendizaje de otros es un recursos muy valioso.

¿Tu sueño puede pagar las facturas? 

Seamos realistas: debemos generar ingresos para costear nuestras necesidades básicas. Aunque suene muy pragmático, este es un punto que no podemos obviar. 

Debes preguntarte si dedicarte a tu sueño te reportará unos ingresos constantes, ya sea de forma directa o indirecta. Si no está claro que eso sea posible, tal vez lo que realmente debes preguntarte no es si dejar el trabajo para seguir mis sueños, sino encontrar una forma de compaginarlo con tu vocación.

Síguenos en Twitter

¿Puedes seguir con tu trabajo actual mientras comienzas a desarrollar tu plan? 

El escenario ideal es aquel en el que puedes dejar tu trabajo en los mejores términos posibles y con una cierta seguridad de que tu nuevo proyecto es factible.

Pero si tu trabajo actual te está generando un gran malestar físico o emocional, probablemente esa sea una señal inequívoca de que debes dejarlo.

¿Te causa ansiedad ir a trabajar? ¿Sientes que tu día a día se ve consumido completamente por una ocupación que no te satisface de ninguna forma? Si es así, no dudes en compartir estos sentimientos con tu familia y tus amigos. 

¿Habéis vivido una experiencia como esta? Os invitamos a compartirla con nosotras. 

Lee más artículos sobre lifestyle 

Más artículos
luces de neón qmode
Las luces de neón están de moda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies