Margot Benacerraf #QModeICON

Una rebelde de corazón que fue en contra de lo estipulado

Margot Benacerraf QMode

Daniela nos relata -y da una visión muy propia- de la vida de la increíble Margot Benacerraf. 

Como hija de padres divorciados, viví gran parte de mi infancia y adolescencia como la acompañante oficial de mi mamá, una mujer que me inspiró en muchos sentidos. Recuerdo cuando fui a una fiesta de niños, o como las llamamos en mi país, Venezuela, una piñata, y conocí a una arreglada señora a la que llamaban La Señorita Margot.

La Señorita Margot Benacerraf es una mítica ciudadana de Caracas y del mundo, directora de cine, guionista y productora de cine. Se formó en París, donde estudió en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos y debutó en el año 1958.

Respetada por el jurado del Festival de Cannes y la única venezolana que ha ganado el Premio de la Crítica –el mismo año que Hiroshima Mon Amour de Alain Resnais se proyectaba en el famoso festival-.

Siendo una mujer latina y de origen judío sefardí, Margot Benacerraf se adentró en el apasionante mundo del cine. Vio con sus propios ojos la fundación de la legendaria Cinemateca de París, trayendo a su lugar de nacimiento la misma organización.

Es fácil imaginarse la vida de la guapa joven en una de las mejores ciudades del mundo y al menos yo caigo en buscarle un espacio a La Señorita en Medianoche en París, la película de Woody Allen.

Margot Benacerraf
Margot Benacerraf

El impacto de esta mujer que rompió las barreras sociales que implicaban ser practicante de la fe judía durante la época, y el mismo hecho de ser mujer, hacen que para mí, Margot entre en el abecedario de mujeres increíbles que todos deben conocer.

No solo por su labor como cineasta, sino como una de las colaboradoras más fuertes del séptimo arte del continente Latinoamericano.

Se destaca como documentalista. Sus trabajos más llamativos y laureados son Araya y Reverón.

Margot Benacerraf

Margot Benacerraf y Cannes

La primera pieza retrata la realidad de los trabajadores de las salinas de Araya, una ciudad de Venezuela, película con la que consiguió el Premio de la Crítica en el XVII Festival de Cannes en 1959; así como también se propuso unir el arte y el cine.

Trabajó con Armando Reverón, uno de los más importantes pintores venezolanos del siglo XX para crear Reverón.

Así como años más tarde lo hizo con el mismísimo Pablo Picasso, aunque las cintas se hayan perdido y no se haya visto su trabajo.

Margot Benacerraf y Picasso
Margot Benacerraf y Picasso

Margot Benacerraf nunca se casó, tampoco tuvo hijos. Dedicó su vida a lo que quería, sin más.

Una rebelde de corazón, fue en contra de lo estipulado en la época para las mujeres para lograr lo que quería, estudiando bachillerato y graduándose de la universidad, una suerte que mi propia abuela ni se atrevía a soñar.

Hoy en día disfruta la tranquilidad de su vida en Caracas. ¿Quieres saber más de ella? Puedes ver Madame Cinema, un documental firmado por Jonathan Reverón, un joven cineasta caraqueño.


Lee más artículos de Daniela aquí


 

Más artículos
Tamara de Lempicka #QModeICON

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
HOLA!
SUSCRÍBETE.
Recibe de forma exclusiva (y gratuita) nuestro contenido y magazine.