Venecia una ciudad maravillosa

Monika nos trae otra aventura por una ciudad única

Venecia

Llevo 11 años volando hasta (o desde) Venecia para visitar a mi familia y tenía mucho tiempo sin visitar la ciudad pues siempre tengo prisa entre el aeropuerto y la estación de trenes.

La distancia entre casa y Venecia en realidad no alcanza ni las 2h y ½ de trayecto así que aprovechando de las vacaciones veraniegas, junto a una de mis mejores amigas de la infancia, decidimos de pasar un día por la laguna véneta en ¡Plan romántico! (risas)

Nada más al salir de la estación, y con la felicidad estampada en la cara, optamos para desviarnos un poco del centro histórico y así empezamos la excursión desde el lado menos ajetreado. 

Lea, gran mujer e histórica del arte, quiso enseñarme a distancia a una de las tantas islas (en concreto la de San Miguel) que adornan la laguna. Dicha isla hospeda desde hace más de dos siglos uno de los cementerios de la ciudad y con un gran número de sepulturas ilustres. ¿Un ejemplo? El gran compositor ruso Igor Stravinski está enterrado allí.

Fascinada con descubrir rincones nuevos, seguimos el camino hasta que llegamos a Cannaregio, uno de los barrios judíos más antiguos del mundo, que junto a sus altos edificios, logra a fusionarse perfectamente con el resto de la arquitectura veneciana.

Durante el paseo, compuesto por muchas risas y buenas vibraciones, Lea siguió sorprendiéndome con una parada improvisada en un lugar llamado Fondaco dei Tedeschi. El centro comercial está ambientado en pleno lujo y estilo renacentista, que gracias a su preciosa terraza y sus vistas privilegiadas, definen a base de imágenes lo que es Venecia en pocas palabras: Canal Grande, Ponte di Rialto y Piazza San Marco.

Una vez finalizada la visita (totalmente gratuita y por una cuestión de aforo hay que reservar online) seguimos con nuestra gira alternativa y no paramos hasta cuando nos quedamos hechizadas por la belleza de un gato y así, involuntariamente, encontramos a lo que se considera a una de las librerías más pintorescas del mundo; la librería Acqua Alta.

Venecia QMode

Aquí no solo encontrarás gatos en la entrada que están esperando a que les acaricies, también miles de libros apilados al costado de las paredes, dentro de varias bañeras o hasta dentro de una góndola. Con esta exposición tan estratégica se evita a que se mojen, sobre todo cuando el agua supera los niveles del mar.

Sin darnos cuenta el tiempo volaba así que decidimos que era el momento de aventurarnos hasta el corazón de la ciudad y visitar uno de los “ salones “ más bellos de Europa, la Piazza San Marco y sus alrededores.

Alguna foto por aquí y turista esquivado por allí, seguimos el camino hasta alcanzar el segundo puente más fotografiado de Venecia; el puente de los suspiros. 

El mismo puente que une el majestuoso Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición, y que debe su nombre a los suspiros de los prisioneros que, desde aquí, veían por última vez el cielo y el mar antes de ser encarcelados para siempre.

¡Por cierto, hablando de puentes! Como verán, uno de los encantos de Venecia es que, sin darte cuenta, puedes tranquilamente perderte y por momentos ser incapaz de encontrar un puente de conexión para poder alcanzar tu meta.

Esto nos ocurrió siguiendo las indicaciones del Sr Google Maps y de consecuencia fuimos incapaces de alcanzar por ejemplo La Basílica de Santa Maria de la Salud.

Venecia QMode

Sin muchas opciones decidimos de contemplarla sentadas sobre un embarcadero y así aprovechando del momento de relax, nos prometimos que la siguiente escapada a Venecia sería destinada a un evento cultural, porque como algunos sostienen, la palabra VENETIA significa VENI ETIAM, algo como: “vuelve otra vez, y otra vez, porque por muchas veces que vengas, siempre verás nuevas cosas y nuevas bellezas.”

Nosotras fuimos nada más que a pasar un día pero os prometo que Venecia y sus islas como Murano o Burano valen la pena de ser visitadas por más tiempo, por eso aunque sea una escapada con tu pareja, o una aventura con tus amigos o sola, podrás siempre vivir una experiencia única e inolvidable.

Como suelo aconsejar; viaja siempre y ¡sin miedos! Vuelve a redescubrir lugares ya visitados porque solamente de esta forma puedes revivir recuerdos, que por una cuestión de tiempo se convirtieron lejanos, pero no menos importantes y recordad: tempus fugit sic carpe diem* 

*El tiempo vuela, vive el momento 


Sigue a Monika en Instagram 


 

Más artículos
Dalmacia
Descubriendo Dalmacia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
HOLA!
SUSCRÍBETE.
Recibe de forma exclusiva (y gratuita) nuestro contenido y magazine.