Asesoría Gestiun en Madrid

Cómo hacer un currículo freelance que destaque

Te sugerimos algunos aspectos a tomar en cuenta

Si eres trabajadora autónoma o freelance puedes decidir cómo gestionar tu tiempo, tu trabajo y tu dinero. Sin embargo, con esta libertad viene una serie de responsabilidades administrativas que pueden resultar abrumadoras: contabilidad, tramites fiscales, facturas… Afortunadamente, empresas como la Asesoría Gestiun en Madrid se pueden encargar de que tengas todo esto al día y en perfecto orden.

Pero hay un elemento clave para que tu negocio sea exitoso que solo tú puedes bordar a la perfección: tu currículum. Las empresas reciben miles de currículos de profesionales autónomos que ofrecen sus servicios para cada proyecto. Echa un vistazo a nuestros consejos para hacer que el tuyo destaque.

Tu eres tu marca

Si tienes mucho tiempo trabajando, vendes un producto diseñado por ti o ya has constituido una empresa, es probable que, además de tener los servicios de de la Asesoría Gestiun en Madrid, tengas una web, un correo electrónico personalizado e incluso un logo que incluyes en todas tus comunicaciones.

¿Pero qué hacer cuando estás comenzando y careces de estos elementos personalizados? Es indispensable que tengas una dirección de correo electrónico solo para tu trabajo y que te identifique claramente. Es decir, que sea el nombre de tu marca o tu nombre completo. El potencial cliente quiere saber que se está comunicando con un profesional.

Por esta misma razón, no es necesario que incluyas en tu currículum datos como tu edad, dirección o estado civil, salvo que sea relevante para la oferta de trabajo.

Un currículum específico para cada oferta

Un área de trabajo puede incluir varios servicios relacionados. Por ejemplo, una traductora puede ofrecer también servicios de revisión de estilo y corrección ortotipográfica. Adecúa tu currículum a los requisitos específicos de cada oferta.

En otras palabras, no incluyas en tu currículo para una empresa todo lo que sabes hacer. Te aconsejamos que destaques la experiencia y conocimientos que posees que son relevantes para esa oferta de trabajo en particular. Lo mismo aplica para la formación: destaca solo aquella que respalda tus conocimientos sobre la labor para la que te estás proponiendo.

Organiza tu experiencia por conocimientos o habilidades

Como trabajadora autónoma, es muy probable que hayas trabajado para varios clientes al mismo tiempo y por periodos cortos. Si organizas tu currículo cronológicamente, como es común, puede resultar demasiado largo y repetitivo. En cambio, puedes organizarlo por la experiencia que tienes en cada una de las tareas en las que te especializas y que son relevantes para la oferta de trabajo.

Fijémonos en el ejemplo de la sección anterior: después de los datos de contacto y la formación, el currículo puede estar organizado en la experiencia en traducción, revisión de estilo y corrección ortotipográfica. En cada una de estas habilidades hay que destacar la experiencia más importante y, de ser posible, los objetivos conseguidos.

Si tus clientes lo permiten, menciona a aquellos que podrían llamar la atención de la empresa con la que quieres trabajar. Destaca tu papel en cada proyecto y el valor añadido de tu labor. No está de más que adjuntes una carta de presentación en la que expliques por qué eres el candidato ideal para ese puesto.

Quizá te interesen también nuestros consejos sobre dejar el trabajo para seguir tus sueños.

Más artículos
5 cuentas de ejercicios en  Instagram
5 cuentas de ejercicios en Instagram

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies