Tratamiento láser

Luz Pulsada Intensa: todo lo que debes saber sobre este tratamiento estético

Es muy popular para atenuar manchas y arrugas

No nos damos cuenta del estrés y las agresiones a las que sometemos a nuestra piel hasta que las señales son evidentes. Las más comunes y las primeras en aparecer: manchas oscuras, pequeñas arañas vasculares, arrugas y, en general, pérdida de vitalidad en la piel. Son las huellas que dejan años de exposición despreocupada al sol, malos hábitos de limpieza y otros desmanes. Afortunadamente, actualmente existe todo un universo de procedimientos estéticos, cosméticos y médicos, para atenuar significativamente estas señales. Uno de los más populares por su eficacia y comodidad es el tratamiento láser. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre esta técnica.

Luz Pulsada Intensa, la opción perfecta para tratar la hiperpigmentación

Cuando hablamos de tratamiento láser en realidad nos referimos a una gama bastante amplia de procedimientos en los que se utiliza un haz de luz intenso. El tratamiento con Luz Pulsada Intensa -IPL son sus siglas en inglés- es una de las versiones más eficaces de esta técnica.

En un procedimiento con IPL, la piel es tratada con destellos de luz rápidos y muy potentes (de allí el nombre de luz pulsada intensa). Estos haces de luz penetran bajo la superficie de la piel, donde residen las causas de tantas preocupaciones estéticas: rojeces, poros dilatados, arrugas, pérdida de luminosidad. Y una de las primeras de la lista: la hiperpigmentación.

La hiperpigmentación es el término con el que los dermatólogos se refieren a esas manchas oscuras que aparecen en la piel que ha sido expuesta al sol sin piedad. Todos esos veranos en los que pasaste horas de cara a los rayos UV y UVA sin ponerte bloqueador.

Cuando la IPL penetra bajo la superficie de la piel, rompe la melanina en pequeñas partículas que salen a la superficie como pequeñas costras. Es por ello que después de cada sesión -que suele durar unos 30 minutos- las manchas parecen más oscuras de lo que estaban previamente. No hay que preocuparse, al cabo de una semana aproximadamente comenzarán a aclararse. Entre tres y cinco sesiones son suficientes para obtener unos resultados notables.

El tratamiento con IPL es conocido como fotorejuvenecimiento facial debido a que aborda varias afecciones de la piel al mismo tiempo. Además de la hiperpigmentación, ayuda a atenuar la profundidad de las arrugas y la apariencia de los poros dilatados, a unificar el tono de la piel y, en general, a aportar luz al rostro.

Devolver la luminosidad perdida al rostro

La pérdida de luminosidad en el cutis, ese aspecto de piel apagada, suele ser provocada no solo por la sobreexposición solar, sino también por los agentes contaminantes, una higiene facial insuficiente y el proceso natural de envejecimiento.

Además del IPL, existen otros tratamientos que permiten recobrar el brillo de la piel, mejorando su textura. Nuestros favoritos son los peelings médicos superficiales que, a través de la exfoliación de las células muertas de la piel, fomentan la regeneración del tejido y la formación del preciado colágeno.

Todos estos tratamientos pueden reparar los daños visibles en nuestra piel. Sin embargo, poco duran los resultados si no son acompañados por una buena rutina de cuidado facial y lo más importante: protección solar.

Más artículos
Peluquería en Sevilla de Mayte Garrido
Cortes de pelo de otoño 2022: cinco estilos que marcarán tendencia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies