Super Bowl 2021

Super Bowl 2021: cuando Miley Cyrus eclipsó a The Weeknd

Como telonera Miley lo bordó

La Super Bowl debe ser la única final deportiva del mundo en la que tanta expectación genera el juego como sus interrupciones. Especialmente el mundialmente famoso espectáculo del medio tiempo, un concierto de 30 minutos en el que el cantante del momento debe dejar a la audiencia sin aliento. En la Super Bowl 2021 ese papel estelar le tocaba a The Weeknd, pero al final el show se lo robó el concierto de apertura. Es lo que pasa cuando la telonera es Miley Cyrus.

En la gran final del futbol americano no hay un segundo de desperdicio. Nadie aprovecha para ir al baño durante la publicidad, pues nadie se quiere perder los comerciales más impresionantes y caros del año. Nadie va a buscar patatas fritas durante el medio tiempo, pues todos quieren ver el halftime show.

Pero en la Super Bowl de 2021 la gran descarga de emoción comenzó con el espectáculo de apertura. El concierto de Miley fue un homenaje a grandes clásicos del pop más rebelde, a sus orígenes en Disney y a la audiencia que se rindió a sus pies.

Por una parte, las versiones. Miley se atrevió con sus propias versiones de auténticos himnos de distintos estilos musicales. Cantó Heart of Glass, de Blondie; Rebel Girl, de Bikini Kill; Jolene, una obra de arte de Dolly Parton a la que ya ha presentado sus respetos antes; e incluso Head like a hole, de Nine Inch Nails.

Dejando claro que si alguien puede permitírselo, es ella, Miley tuvo dos invitados de lujo en el escenario: Billy Idol, con quien cantó White Wedding, y Joan Jett, con quien interpretó un medley con clásicos como Bad reputation y I hate myself for loving you. Todo acorde con su más reciente disco, Plastic hearts, considerado por la crítica el mejor de Cyrus en la última década. Pop, sí, pero de calidad.

Miley Cyrus and Billy Idol Perform Before the Super Bowl | Tampa, Florida

Miley Cyrus and Billy Idol performed “White Wedding” for healthcare heroes ahead of the #SuperBowl.

Canciones aparte, fue la energía, potente pero muy cercana, lo que hizo que el concierto de Miley eclipsara al muy bien planeado, muy caro, medio tiempo de The Weeknd. Miley se dirigió a su audiencia en varias ocasiones, una de ellas para agradecer a los más de siete mil trabajadores de la sanidad presentes en el concierto, su heroica labor durante la pandemia de Coronavirus.

Pero sin duda el momento más íntimo fue durante la interpretación de Wrecking Ball. Miley no pudo contener las lagrimas y lanzó un mensaje sentido a los millones de personas que estaban viendo su actuación: “El sufrimiento de todos es diferente, incluso el umbral de dolor. Me gusta pensar que tengo una tolerancia bastante alta. Llevo mucha brillantina y mucha armadura y también llevo mi corazón en la manga, pero a menudo termina roto”.

Recuerda otras grandes presentaciones femeninas de la Super Bowl.

Más artículos
kpop cantantes
K-pop: no todo es tan alegre como parece

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies