Kamala Harris

Kamala Harris, la mujer que ha roto un gran techo de cristal

Es mucho más que la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos

El 2021 pasará a la historia de Estados Unidos como el año en el que una mujer de padre jamaicano y madre india pulverizó uno de los techos de cristal más altos de la política de ese país (y de cientos de otros países). Kamala Harris ha sido electa vicepresidenta de Estados Unidos. La primera mujer, la primera descendiente de afroamericanos y asiáticos, en ocupar el puesto.

Los padres de Harris llegaron a Estados Unidos como estudiantes a principios de los años 60. Se conocieron en la Universidad de California, Berkeley, y se instalaron en el oeste de la ciudad, una zona con una población mayoritariamente negra y de clase trabajadora. La Berkeley de entonces no era la ciudad progresista de hoy, sino una de tantas ciudades estadounidenses en las que la segregación –y sus injusticias- se mantenía de facto.

Esta realidad influyó en el perfil activista que Harris desarrolló más adelante. También lo hizo el hecho de que su madre fomentara un sentido de pertenencia tanto a la identidad jamaicana como a la india. Harris y su hermana se criaron como mujeres negras orgullosas de serlo, con un estrecho vínculo con la cultura india y la religión hindú.

El que Harris decidiera estudiar ciencias políticas y economía en la Universidad Howard es significativo. Es un centro privado del grupo Universidades y colegios históricamente negros. Estas instituciones servían principalmente a estudiantes negros antes de la ilegalización de la discriminación racial en Estados Unidos. Para su doctorado en leyes Kamala Harris volvió al entorno familiar, la Universidad de California. En 1990 debutó como abogada del estado de California y fiscal de distrito adjunta. Así comenzó una carrera en el servicio público que la llevaría hasta el Senado.

Uno de los momentos decisivos en la carrera de Kamala Harris se produjo en 2003, cuando fue elegida Fiscal de distrito de San Francisco. Se convirtió en la primera mujer negra en California en ocupar el cargo más alto en el departamento legal de una jurisdicción. Fue entonces cuando tomó una las decisiones más controvertidas de su carrera: negarse a pedir la pena de muerte para el asesino de un policía. Sin embargo, cuando ya era fiscal general de California se negó a apoyar dos iniciativas electorales para prohibir la pena de muerte en ese estado. Su posición sobre la salud pública en Estados Unidos también es ambigua. Aunque en una ocasión dijo apoyar la abolición de la atención médica privada, más tarde lo negó.

Como la mayoría de las figuras públicas, Harris no está libre de contradicciones en su carrera política. Jared Mondschein, analista de la Universidad Sydney, dice que el deber constitucional más importante del vicepresidente de Estados Unidos es mantenerse vivo (para ocupar el lugar del presidente en caso de ser necesario). Pero a Harris se le exigirá mucho más. El apoyo de los votantes le ha permitido marcar un hito y con grandes triunfos vienen grandes expectativas.

Conoce la historia de otras mujeres que han roto barreras.

Más artículos
violencia sexual
¿Influye la pornografía en la violencia sexual?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies